Bandolera

Sara se siente defraudada por Miguel


Tomás siente cada vez más ansias de emprender acciones violentas contra los caciques del pueblo y Olmedo escucha sus comentarios.

Álvaro besa apasionadamente a Margarita al confundir sus caricias con las que le proporcionaba Martina.

Sara descubre que Melgar, el asesino de su tío, fue puesto en libertad. Se siente defraudada por la Guardia Civil y le reprocha al teniente por ello. Miguel le explica que no existen pruebas certeras contra él para retenerle.

Carranza se pone en contacto con Sara a través de Juan Caballero. Quiere que se reúna con él en el Camino de la Cortada, pero que vaya acompañada de Miguel. Juan no le explica más y deja con la incertidumbre a la inglesa. Sara propondrá a Miguel dar un inocente paseo por la Alameda.

Tomás siente cada vez más ansias de emprender acciones violentas contra los caciques del pueblo. Olmedo, en una esquina, escucha sus palabras mientras Tomás habla con su hijo… Olmedo tiene un plan decisivo para parar los pies a los malditos jornaleros. Hará que todo el pueblo se ponga contra de ellos.

Juanito enseña a sus vecinos lo que ha construido un velocípedo. Todo el mundo quiere subir en él por eso, el hijo de los Pérez, no duda en hacer negocio con su nuevo invento.

Margarita quiere pasar más tiempo con Álvaro y él, obsesionado cada vez más con la figura de Martina, confunde una caricia de su novia con las que la cubana le dispensaba y se deja llevar. Álvaro besa apasionadamente a una sorprendida Margarita.