Bandolera

Fermín acepta las condiciones de Álvaro para marcharse del Cortijo


Álvaro tiene un encuentro con Margarita y finge interés por ella.

Germán informa a Martina y a Álvaro que ha sido destituido el antiguo gobernador, don Rodolfo Yagüe, por corrupto.

Miguel intenta convencer a Sara para que publique un artículo sobre la muerte de Carranza, pero ella que cree que viene mediado por Olmedo y se muestra reticente. Miguel la acusa de ponerse a favor de los bandoleros y, con su silencio, esta faltándole al respeto a él y a su trabajo. Sara se enfada con Miguel.

Tomás y Roberto descubren que “La Mano Negra” ha roto sus nuevos aperos de labranza. Además les ha dejado una nota acusándoles de ser propietarios y traidores.

Continúan las amenazas de Álvaro a Fermín. El joven Montoro quiere que se marche del Cortijo y le dice que a su padre puede darle cualquier excusa, por ejemplo, que va a administrar el cortijo de su familia. Álvaro promete guardar silencio sobre la forma en que adquirió el dinero para comprar esa casa si él también guarda silencio sobre lo suyo. Fermín acepta las condiciones no sin antes reprocharle que siente pena por Germán, que ha educado al enemigo en casa.

Pepe habla con su hija Julieta sobre el tesoro escondido del tío Amador: Nadie sabe dónde está. Filomeno les escucha y se le ocurre un plan, convencer a Pepe para hacer una sesión de espiritismo para que hable con su difunto tío.

Incitado por las recomendaciones de la cubana, Álvaro tiene un encuentro con Margarita y finge interés por ella. La chica sonríe de felicidad cuando su “amado” le dice que pronto serán marido y mujer y le propone dar un paseo por la finca.

Germán informa a Martina y a Álvaro que el antiguo gobernador, don Rodolfo Yagüe, ha sido destituido por corrupto; el mismo que había accedido a la concesión del apeadero en sus tierras. Martina se muestra muy preocupada por el futuro.