Bandolera

Miguel enferma repentinamente


Sara, asustada por el delirio del Teniente, pide ayuda a Marcial.

Fermín informa a don Germán que se marcha del Cortijo, y que tiene algo que contarle.

 Flor le pide a Marcial que se casen pero él le habla de impedimentos.

Fermín informa a Germán que se marcha del Cortijo. Su familia le necesita, ha comprado una nueva tierra y se debe a ellos… Germán se sorprende… no lo esperaba de él después de tantos años a su servicio, le dará un cheque… Fermín traga saliva… y le dice que tiene algo que contarle.

En el cuartel, Olmedo paga a unos jornaleros por el sabotaje que han hecho a los Pérez. Evidentemente, tras él está la Mano Negra… Olmedo disimula cuando los Pérez acuden a Comisaría a denunciar el delito…

Miguel acude a casa de los Montoro a tomar una segunda declaración a Margarita. Eugenia, encantada con la presencia de Miguel, prepara una tisana al Teniente donde echa algo a la bebida.

El Teniente informa a Sara que ha aparecido un cadáver en el río. Es el de Carranza, devorado por las alimañas. Sara se queda sin palabras… ahora no tiene excusa para no publicar ese artículo… Lejos de enfadarse, Miguel y Sara deciden olvidar sus diferencias y reconciliarse en la habitación… se besan… pero Miguel comienza a sentirse mal y comienza a delirar… se desmaya… Sara corre a pedir ayuda a Marcial…

Tras la destitución del gobernador, Martina y Álvaro siguen preocupados por su futuro apeadero… El nuevo gobernador se llama Abel Hermida y Germán les dice que se trata de un hombre íntegro y legal.

Flor le pide a Marcial que se casen. Pero Marcial le habla de impedimentos y la maestra se disgusta… ¿qué impedimentos?… él podría trabajar como médico en el pueblo…