Bandolera

Miguel consuela a Sara y terminan haciendo el amor


Sara se despide de Albert que vuelve a Inglaterra con el recado de cuidar las posesiones de la inglesa, hasta su vuelta.

 Martina ofrece una merienda a doña Elvira, la mujer del gobernador, que termina con la llegada de Álvaro ebrio.

Sara, se despide de Albert, que vuelve a Inglaterra. Ella le encarga que cuide de sus posesiones hasta su vuelta. Además, la inglesa cuenta a Miguel que se encuentra sola en el mundo. El teniente la consuela y terminan haciendo el amor, pero Miguel descubre algo en el cuarto de ella: el rifle Winchester.

En las cuevas, mientras que Marcial está pensado en abandonar la partida por Flor, el Chato acusa a sus compañeros de cobardes. Juan Caballero necesita las órdenes de Sara para actuar, pero el Chato no está dispuesto a esperar y les convence para que den un golpe, en el que Flor descubrirá la verdadera identidad del galeno.

La merienda que ofrece Martina a Doña Elvira, la mujer del nuevo gobernador, termina con la aparición de Álvaro algo bebido y habiéndose saltado el cumpleaños de Margarita, lo que le va a suponer su ruptura del compromiso matrimonial.

Olmedo se enfrenta a Antonio y le obliga a descubrir su verdadera identidad. El ingeniero resulta ser un guardia civil encubierto.

En una reunión sindical, se ha acordado que el terreno de Roberto debe ser colectivizado para dar trabajo a jornaleros que no lo tienen. Así pues, a los Pérez se les presenta un terrible dilema.