Bandolera

Margarita rompe definitivamente con Álvaro


Eugenia piensa en su boda con Antonio.

Álvaro paga la redención en metálico para que Juanito no se marche a Filipinas a hacer la mili.

Carranza, con amnesia, recorre el pueblo con otro mendigo pidiendo limosna. Nadie repara en él hasta que se encuentra con Marcial que sí le reconoce.

Desolación en los Pérez por la inminente marcha de Juanito a Filipinas a cumplir el servicio militar. Para sorpresa y alegría de la familia, Álvaro paga la “redención en metálico” para que no vaya y pueda seguir de contable en el cortijo.

Roberto intenta que las casas de crédito le concedan un préstamo para poder cultivar más terreno de sus tierras. Pero éstas se lo niegan. El joven Pérez descubrirá que esa negativa viene impuesta por Álvaro Montoro.

Margarita rompe definitivamente con Álvaro y Eugenia sueña con su inminente boda con Antonio.