Bandolera

Abel y Elvira discuten lanzándose reproches


Roberto se enfada con su familia, piensa que se han vendido a los Montoro, para salvar a Juanito de irse a Filipinas.

 Olmedo reconoce a Carranza y lo detiene.

Sara y Marcial deciden llevar a Carranza a las cuevas pero cuando Marcial intenta el traslado, Olmedo descubre al bandolero y lo detiene.

Alegría en casa de los Pérez porque Juanito no tiene que ir a Filipinas. Roberto no participa de ese regocijo. Se enfada con la familia porque piensa que se han vendido a los Montoro y lo terminaran pagando en el futuro.

Don Abel y Elvira discuten lanzándose reproches mutuos pero, al final, terminan reconciliados.