Bandolera

Sara se enfrenta a Abel Hermida y le acusa de la muerte de su tío


Sara no puede soportar más la obsesión que le provoca la sospecha de que Abel Hermida se encuentre tras la muerte de su tío y decide encararse con él.

Además, Miguel, creyendo que Sara envió el telegrama a comandancia, promete a Carranza que pronto le trasladarán. El bandolero no cree que pueda aguantar más palizas de Olmedo, que por otra parte, se ha encargado de deshacerse de las pruebas que inculpaban a Antonio en el asesinato de Elvira y colocar unas nuevas que culpan del hecho a la Mano Negra.

Roberto encarga unos pasquines a Sara para el día de la huelga, lo que supone un motivo de controversia en casa de los Pérez. Además, Álvaro se dirige a sus jornaleros amenazándoles con el despido si secundan la huelga.

Doña Virtudes confiesa a Pepe los sentimientos que el hombre desata en la mujer. Le explica que él es el motivo por el que ha decidido quedarse en el pueblo.