Bandolera

Inés y Adela llegan a Arazana


La hijastra y la esposa de Tobías llegan al pueblo para conocer la que será su nueva casa.

Miguel presenta su dimisión como guardia civil a Olmedo.

Sara recibe una buena noticia: se ha exterminado la plaga de filoxera. Por este motivo, propone a Roberto hacerse cargo de sus viñedos y, decidida a abandonar Arazana con Miguel, se despide de los bandoleros.

Después de pasar la noche en vela, Pepe cierra la taberna por luto a la Maña y organiza el trabajo en la posada, según los deseos de la difunta.

Mientras, el Chato, que sigue pensando en Lupe, convence a Juan para que averigüe algo más sobre ella. Pero en la posada, Juan debe enfrentarse al grave problema que se le ha presentado con la irrupción del verdadero marqués de Benamazahara.

Por su parte, Roberto, cada vez más agobiado, confiesa a su abuelo que Eugenia sigue queriéndole. En la posada, Roberto bebe para olvidar y tiene un encontronazo político con Baudilio Pereira. Miguel, defiende a Roberto de Baudilio y decide meter en el calabozo al viejo general al tiempo que presenta su dimisión como guardia civil a Olmedo.

Y, entre tanto, llegan a Arazana Adela e Inés, la esposa y la hijastra de Tobías que, tras un primer y desagradable encuentro con Mendoza, conocen la que será su nueva casa.