Bandolera

Roberto confiesa que su hermana espera un hijo suyo


Miguel no se arrepiente de la paliza que ha propinado a Olmedo.

Sara, tras encontrar una posible solución al problema de Juan Caballero, continúa con la ronda de despedida de la gente más allegada de Arazana.

Sara, después de encontrar una posible solución al problema de Juan Caballero, continúa con la ronda de despedida de la gente más allegada de Arazana.

Miguel, por su parte, reconoce ante Sara que no se arrepiente de la paliza que ha propinado a Olmedo. Su enemistad se había convertido en una cuestión personal y ha quedado zanjada de una vez. Por fin Miguel se siente libre.

Mientras, se llevará a cabo una mascarada para engañar a Don Diego. Y Rafalín jugará un papel fundamental en el asunto.

Inés, por primera vez, muestra su interés hacia Mario, pero durante el encuentro de la chica con el cajero, esta sufrirá un vahído. Afortunadamente, todo quedará en un susto, pero el fantasma de la enfermedad de Flores rondará de nuevo por la cabeza de su madre, Adela.

Y, entre tanto, Roberto no puede ocultar por más tiempo a su abuelo el malestar que siente por culpa de Eugenia. Le confiesa que su hermana espera un hijo suyo. Además, hasta el cortijo llega una monja del sanatorio de salud mental donde estuvo ingresada Eugenia diciendo que la joven escapó.