Bandolera

Sara jura no descansar hasta dar con el asesino de Miguel


Lupe pide ayuda al Chato para salvar a las mujeres que Mendoza quiere vender como si fueran esclavas.

 Tobías y Jairo descubren unos papeles que pertenecieron a la difunta mujer de Germán Montoro.

Lupe pide ayuda al Chato para salvar a las mujeres que Mendoza quiere vender como si fueran esclavas. Para ello, el bandolero ultima un plan con Juan.

Mientras, se celebra la ceremonia en la que se coloca la placa en honor a Miguel en la plaza del pueblo y Olmedo, aprovecha la situación para arremeter contra Sara.

Sara, llena de dolor, jura sobre la tumba de Miguel no descansar hasta dar con el hombre que le mató.

Y, entre tanto, Tobías se enfada porque Jairo es un vago y parece no querer trabajar. A la fuerza, se lo lleva a limpiar el sótano de la casa de Sara y allí descubren unos papeles que pertenecieron a la difunta María, la primera mujer de Germán Montoro.