Bandolera

Asunción decide hacerse cargo de la posada


Se celebra el funeral de Eugenia entre reproches de Álvaro y Roberto.

Inés se declara a Mario y este la rechaza, el joven está interesado en Inés.

Asunción, que ha decidido hacerse cargo de la posada, está dispuesta a que ésta deje de ser un antro de lenocinio y perdición. Quiere cambiar las cosas y para ello pone a las chicas una serie de normas más propias de un convento que de una casa de huéspedes.

Se celebra el funeral por Eugenia Montoro. Roberto sigue muy afectado por su muerte… y Álvaro también. Los reproches y culpas entre los dos hermanos son constantes.

Doña Leonor convence a su hijo para que se vaya de Arazana una temporada. La intención de la madre es alejar a Fernando de Sara y evitar que el banquero tenga remordimientos por la muerte de Miguel Romero.

Inés se declara a Mario y éste le da calabazas. La joven, desesperada se refugia en los brazos de su madre. No sabe que Mario de quien está enamorado es de Adela… y ella está empezando a sentir algo por el muchacho. Jairo, por su cuenta y riesgo, decide vengar la afrenta que ha sufrido su hermana y da un correctivo a Mario en la plaza del pueblo.