Bandolera

Fernando se despide de Sara para regresar a Córdoba


Olmedo descubrirá la presencia de Gonzalo Vázquez en Arazana, un enigmático empresario que ha recibido una invitación de Sara Reeves.

Lupe acepta la propuesta laboral de Álvaro, quién cada día se enamora más de la joven.

Sara recibe la visita de Fernando para despedirse de ella. Sara entiende que el motivo de su marcha reside en la boda de Fernando con su prometida en Córdoba, pero Fernando lo niega porque  los motivos son otros, ya que su boda ha sido cancelada. Además, el banquero comunica a la inglesa que Olmedo ha desestimado su teoría sobre la autoría del atraco a su sucursal. El capitán tiene claro que tras el robo se encuentran Chato y su banda.

Doña Leonor, en un encuentro con Sara, descubrirá que la inglesa es sabedora de que su hijo ha roto su compromiso de boda. La mujer se convence de las palabras de Baudilio, que le advertían de los problemas que podría causarles esa mujer.

Olmedo, al tanto de la verdadera autoría del atraco, encara a Mendoza para exigirle explicaciones. Tras las excusas del mercenario, Olmedo le pide una parte del botín, si quiere que se olvide del asunto. Mendoza no tiene más remedio que aceptar. Así mismo Olmedo descubrirá la presencia de Gonzalo Vázquez en Arazana, un enigmático empresario que ha recibido una invitación de Sara Reeves.

Mario, tras la anterior conversación mantenida con Adela, sorprende a Inés presentándose en su casa. Una vez a solas, Inés besa en los labios a Mario. Formalmente acaba de comenzar su relación como pareja. Jairo protagonizará otro desagradable incidente en los viñedos por defender el nombre de su padrastro frente a las acusaciones de uno de los jornaleros.

Lupe acepta la propuesta laboral de Álvaro, el joven Montoro que cada vez está más enamorado de la chica, del mismo modo que le ocurre al Chato, como el joven bandolero le confiesa a Juan Caballero.