Bandolera

El Chato irrumpe en el cortijo para matar a Álvaro


Sara acude a hablar con Fernando porque cree que fue brusca con él.

Tobías, presionado por Juana, decide que la familia se marche de Arazana.

El Chato, cegado de celos, irrumpe en el cortijo de los Montoro dispuesto a matar a Álvaro, pero Lupe lo evita. El bandolero comprende entonces que Lupe siente algo muy especial por el señorito.

Mientras, Sara piensa que fue un poco brusca con Fernando al impedir que ambos llegaran a dar rienda suelta a su pasión y va a hablar con el banquero, que se muestra muy enamorado de ella en presencia de Doña Leonor.

Por último, Tobías, presionado por Juana, decide que la familia marche de Arazana. Inés y Jairo se oponen a esa idea, pues quieren ser felices en el pueblo y no entienden por qué deben abandonar Arazana en esos momentos.

Tobías debe encontrar otra solución para acabar con la amenaza de Juana, y el cadáver de una mujer aparece apuñalado en el campo.