Bandolera

Aníbal da rienda suelta a sus sentimientos y besa a Teresa


 Adolfo Castillo llegá a Arazana.

Alarma en las bodegas de Sara. La fermentación de los vinos está sufriendo una inesperada parada y no se sabe la razón. Si no encuentran una solución rápida todo el vino se echará a perder. La inglesa está angustiada.

Tras el brutal puñetazo que le propicia Mendoza, Mario queda sin sentido en la plaza, pero la rápida intervención de Marcial logra salvarle la vida. Adela da las gracias a Mario por ser tan valiente y salir en su defensa. Mario le confiesa que lo hizo porque sigue enamorado de ella.

Aníbal, cada vez más interesado en Teresa, sigue en su empeño por conquistarla y da un paso más, llegando a besarla.

Alejandro y el Chato no hacen buenas migas y están a punto de batirse en duelo en las cuevas, hasta que Juan interviene y consigue que los dos hagan las paces.

Pilar, la sobrina del cura, se atreve a demostrar sus dotes de artista cantando en la posada. Pero el espectáculo es todo un desastre y Jairo debe intervenir para rescatar a la muchacha.

Llega a Arazana Adolfo Castillo, un hombre de buena planta y mejor verbo que dice ser vendedor de telas.

Comenta y reacciona más abajo, ¡queremos saber qué te ha parecido!