Bandolera

Pilar acepta trabajar en la taberna de Pepe


Marcial parece encontrar una solución para salvar el vino de Sara, pero la inglesa es consciente de que ha sido víctima de un sabotaje.

Aníbal se disculpa con Teresa por haberse atrevido a besarla.

Marcial parece encontrar una solución para salvar el vino de Sara. La inglesa es consciente de que ha sido víctima de un sabotaje. Pero su prioridad ahora es intentar denunciar los planes de Leonor Velasco a las autoridades.

El intrigante Adolfo Castillo se relaciona con diversos habitantes de Arazana, dando muestras de su encanto y don de gentes. La excusa es la venta de telas, aunque él parece más interesado en los bandoleros y en la muerte de Fernando del Caz.

Pilar, hundida tras su fracaso como cantante en la posada, transige y acepta trabajar en la taberna junto a Pepe. Se reconcilia con Jairo que es el único que la ha apoyado y la joven empieza a mirarle con ojos amables.

Aníbal se disculpa con Teresa por haberse atrevido a besarla. La viuda le exige que no vuelva a propasarse pero a continuación le invita a un paseo y es que Teresa tiene claro lo que quiere conseguir.

Comenta y reacciona más abajo, ¡queremos saber qué te ha parecido!