Bandolera

Hilario llega al pueblo para llevarse a Jimena


Lupe y Asunción descubren que Ramona se ha encerrado en su habitación, ocultando unas marcas que le dejó Mendoza en la cara.

Álvaro llama a Adolfo Castillo y le ofrece dinero por escribir artículos que le dejen en buen lugar y que ataquen directamente a Sara.

El tío de Jimena, Hilario, llega al pueblo. Es un hombre rudo y machista que piensa que las mujeres han nacido para servir, por ello, nada más llegar, tiene un encontronazo con Pilar en la taberna. Jimena está muy triste, porque sabe que todo lo que está aprendiendo gracias a Sara no le va a servir si se marcha a vivir con su tío. Sara debe tomar una rápida y contundente decisión al respecto.

En la posada, Lupe y Asunción se extrañan de que Ramona se haya encerrado en su habitación y no haya querido bajar al salón. Descubren que está ocultando unas marcas que le dejó Mendoza en la cara. Las chicas de la posada acusan al mercenario y Morales, valiente, le detiene.

Adolfo Castillo, sigue haciendo “amigos” en el pueblo. Enfada a los Montoro al hablar del numerito que montó Álvaro con Lupe en la taberna, se enfrenta a Pepe el dueño de la taberna y hasta se atreve a llevar la contraria al Padre Damián, al que acusa de ser un borrachín…

Álvaro lo hace llamar y le ofrece dinero por escribir artículos que le dejen en buen lugar y que ataquen directamente a Sara Reeves.

Aníbal y Leonor preparan la escolta de un envío de armas justo antes de que Olmedo exija una respuesta a su participación en el levantamiento militar. Así, Aníbal descubre que Olmedo está al corriente de sus planes.