Bandolera

Jairo consigue lo que quería, ser el novio de Pilar


Adolfo y Sara siguen enfrentados por sus puntos de vista tan diferentes sobre el periodismo, aunque parece que, en el fondo, ambos tienen bastante en común.

Inés sigue empeñada en emparejar a su madre con Marcial. Su insistencia provoca el enfado de Adela y  Jairo, y los celos de Mario.

Adolfo y Sara siguen enfrentados por sus puntos de vista tan diferentes sobre el periodismo, aunque parece que, en el fondo, ambos tienen bastante en común. Adolfo investiga sobre el incendio de la casa de los padres de Jimena y cuenta a Sara que cree que Mendoza fue quién provocó ese incendio.

Inés sigue empeñada en emparejar a su madre con Marcial. Su insistencia provoca el enfado de Adela y de Jairo, y los celos de Mario al enterarse de esa posible relación.

Alejandro se queda prendado de Jimena al verla aparecer transformada en toda una dama gracias al buen hacer de su protectora, Sara.

Teresa sigue intentando quedarse secretamente embarazada de Aníbal… y por otra parte está empeñada en que Álvaro corteje a Emilia Ribadesella, la viuda adinerada de Villareja.

El padre Damián, al enterarse que su sobrina y Jairo son novios, monta en cólera y no está dispuesto a bendecir esa relación pues cree que es algo muy precipitado que, además, será objeto de habladurías. Pero Jairo se emplea a fondo para convencer a Damián de que ese noviazgo va en serio y de que él realmente siente algo bonito por Pilar.