Bandolera

Eusebio Garmedia interesado en comprar las bodegas de Sara Reeves


La familia Garmendia, que acaba de comprar el cortijo de los Montoro, tiene intención de instalarse en Arazana y parecen muy poderosos.

Ferrero, el capataz de las bodegas de Sara, se ha enamorado locamente de Eva y ella se aprovecha para sacarle los cuartos.

El usurero Contreras continúa con sus amenazas a Pepe para que le pague el dinero que le debe, mientras Jimena decide por su cuenta que el Espíritu de Carranza actúe de nuevo en aras de la Justicia.

Jimena comunica telegráficamente a Sara la oferta de Eusebio Garmendia para comprar sus bodegas. La familia Garmendia, que acaba de comprar el cortijo de los Montoro, tienen intención de instalarse en Arazana y parecen muy poderosos.

El Chato está desesperado por su vida de pastor. Lupe le pide que tenga paciencia, pues en pocos meses tendrán el dinero suficiente para marchar a América. Pero la paciencia no es una de las virtudes del bandolero reconvertido.

Ferrero, el capataz de las bodegas de Sara, se ha enamorado locamente de Eva y ella se aprovecha para sacarle los cuartos. Por otra parte, Eva intenta obtener información sobre los amores de Lupe.

El usurero Contreras continúa con sus amenazas a Pepe para que le pague el dinero que le debe. Damián pide a Olmedo que actúe contra el prestamista por los abusos que está cometiendo, pero el capitán no le hace caso. Mientras Jimena decide por su cuenta que el Espíritu de Carranza actúe de nuevo en aras de la Justicia.

Se recibe la noticia de la llegada de Jairo a Arazana. Va a terminar su servicio militar como recluta en el cuartel de la Guardia Civil. La noticia llena de alegría a Adela, pero a Pilar parece que no le hace tanta ilusión. Por otra parte, Damián sigue insistiendo a Marcial y Adela para que se casen cristianamente y para ello está dispuesto a tomar medidas contundentes.

Emilia Ribadesella intenta seducir a Morales, cada vez más agobiado por la insistente viuda.