Bandolera

Jimena le confiesa a Sara su amor por Jairo


Álvaro Montoro regresa a Arazana.

El Chato se reencuentra con Lupe en el río y le confiesa que no quiere complicar más la existencia a la joven posadera.

Los Garmendia están indignados con el ataque a sus reses y Olmedo se les ofrece como jefe de seguridad del cortijo pero Don Eusebio, por el momento, no se acaba de fiar del ex capitán de la Guardia Civil y rechaza su ofrecimiento.

Por otro lado, el nuevo aliado de Olmedo, El Chino, encuentra trabajo en la herrería de Arazana y se descubre que padece de una peligrosa adicción, lo que permitirá a Olmedo tenerlo a su merced.

El Chato se reencuentra con Lupe en el río y la joven está hecha un lío, porque cree que ha perdido el amor del bandolero, que entiende que debe seguir toda su vida como un proscrito y no quiere complicar más la existencia a la joven posadera. Para aumentar la confusión de Lupe, regresa Álvaro Montoro.

Jimena confiesa a Sara que empieza a sentir amor por Jairo Flores pero no quiere perder la amistad que mantiene con Pilar, que parece seguir muy enamorada del muchacho. Este, a su vez, está cada vez más obsesionado con dar caza a los bandoleros, sin saber que en su casa se aloja uno de los principales responsables de la fuga del Chato.