Bandolera

Héctor Ibáñez, propietario de un nuevo colmado, llega a Arazana


Pablo se lleva un gran susto al enterarse del vahído sufrido por su padre. Aunque no le cuentan la verdad sobre lo grave de su enfermedad.

Los cuatreros roban caballos a Sara, y esto hace que los bandoleros se pongan a alerta para actuar contra ellos.

Pablo se lleva un gran susto al enterarse del vahído sufrido por su padre. Aunque no le cuentan la verdad sobre lo grave de su enfermedad, Pablo se queda muy impresionado y decide no hacer sufrir más a su padre. Eso significa olvidarse de momento de la nulidad de su matrimonio, lo que provoca la angustia de Elisa.

Sara, tras la negativa de Eusebio de compartir el agua con los vecinos, decide ir a hablar con Pablo para que éste interceda ante su padre.

Los cuatreros roban caballos a Sara, y esto hace que los bandoleros se pongan a alerta para actuar contra ellos.

Héctor Ibáñez, propietario de un nuevo colmado en Arazana, llega al pueblo y se instala, por el momento, en la posada.