Bandolera

Malpartida llega a Arazana en busca de Juan Caballero


Sara muestra a sus compañeros de partida una carta de Marcial y Chato toma la decisión de marchar de la comarca para siempre.

El Lucero de Linares, acuciado por una importante deuda, decide engatusar a Pilar y termina besándola.

En el calabozo, Jairo logra arrancar la confesión a Elías acerca del paradero de los caballos robados. A continuación, el recluta comunica a Sara la detención de los cuatreros y muestra su preocupación por no tener noticias de Jimena. Además, en el cuartel se recibe la noticia de la inminente llegada de un nuevo capitán.

Sara muestra a sus compañeros de partida una carta que ha recibido de Marcial y El Chato toma la decisión de marchar de la comarca para siempre. Rafalín, a pesar de tener mucho dinero gracias a la venta del yelmo, se siente muy triste por la marcha de su amigo. Juan sigue obsesionado con el mensaje en clave que recibió de Remigio.

Héctor y Beatriz pasean por los alrededores del pueblo y hablan de su anterior vida en Madrid cuando se encuentran con un siniestro personaje, Malpartida, que va a Arazana en busca de Juan Caballero. Por su parte, Jesús descubre en periódicos antiguos un importante dato acerca de los dos hermanos.

Lucero de Linares, acuciado por una importante deuda, decide engatusar a Pilar y termina besándola.

Don Eusebio Garmendia se muestra feliz por la detención de los cuatreros pero tiene un enfrentamiento con su hijo a raíz de unos comentarios sobre el fallecido Capitán Roca.