Bandolera

Avance de la próxima semana: El final de Tomás


SARA ESTÁ FELIZ

Sara Reeves ha hecho buena amistad con Leopoldo Alas, Clarín, que decide iniciar una investigación sobre la Mano Negra.

EUGENIA DISCUTE CON MARTINA

En la hacienda de los Montoro, Eugenia se recupera poco a poco de la muerte de Antonio Villa y Roberto se convierte en su mayor apoyo. Martina, que no ve bien el acercamiento del campesino, interrumpe todas sus visitas. “Te lo advierto: no vuelvas a interferir en mi vida”, espeta la joven Montoro a la cubana.

TOMÁS, LOCO DE CELOS

Por su parte, Tomás está muy alterado tras sorprender a Carmen y Germán besándose y enterarse de que Roberto es hijo del hacendado. Escopeta en mano, pide explicaciones a su mujer, que es incapaz de hablar. Desesperado, el agricultor se va al bar, donde se emborracha.

ÁLVARO DISPARA A TOMÁS

Horas después, y cegado por los celos, Tomás se presenta en casa de los Montoro con el arma. Sin que nadie pueda detenerlo, llega hasta el despacho, donde se encuentra don Germán. Este, paralizado, teme por su vida e intenta detenerlo. Tomás está dispuesto a disparar, pero, antes, Álvaro entra en la estancia empuñando una escopeta. Sin pensárselo dos veces, el joven dispara y el labrador fallece en el acto.

ÁLVARO SE DERRUMBA

Allí, Álvaro se encuentra en estado de shock. Pese a los esfuerzos que hace don Germán por convencerlo de que su acto fue en defensa propia, el muchacho se derrumba.

LOS PÉREZ, ROTOS DE DOLOR

Carmen y Juanito, rotos de dolor, se aferran al cuerpo sin vida de Tomás.

LA LLEGADA DE ROBERTO

Roberto se queda paralizado al llegar al lugar de los hechos y ver a su padre muerto en el suelo.

ROBERTO PIERDE LOS NERVIOS

Eugenia no logra levantar cabeza. Sufre tanto por la situación de Álvaro como por la angustia de Roberto, que pierde los nervios al ver a la persona que ha matado a su padre.

JUANITO SE DESPIDE

A la mañana siguiente, Juanito renuncia a seguir trabajando para la familia Montoro.

RAFALÍN DESCUBRE UN TESORO

Chato y Rafalín encuentran un tesoro, pero no son los únicos que persiguen el botín. Y es que unos peligrosos bandoleros germanos entrarán en juego.

OLMEDO ESTÁ FURIOSO

Olmedo, enfurecido por el artículo escrito por Clarín acerca de la Mano Negra, arremete contra el periodista

LOS BANDOLEROS ESTÁN EN LA RUINA

En la cueva, los bandoleros empiezan a desesperarse. No tienen dinero ni víveres. Carranza pide a Juan que se disfrace de marqués, vaya a Arazana y averigüe si está previsto que llegue algún cargamento valioso.

SARA Y MIGUEL ESTÁN NERVIOSOS

Sara y Miguel están nerviosos con los preparativos de la boda y…

FLOR, UNA GRAN AYUDA

… Flor decide ayudar a la pareja.

LA MAÑA SE SIENTE VIEJA

Mientras, en el bar, La Maña escucha un comentario acerca de su vejez que le hace replantearse el futuro.

Fuente

Más Imágenes