Bandolera

El actor Manuel Galiana a las órdenes del director Francisco Rodríguez


El actor Manuel Galiana, a las órdenes del director Francisco Rodríguez, participa en Melgar y San Llorente de la Vega en el rodaje de un documental sobre el Canal de Castilla

El discurrir del Canal de Castilla por las provincias de Valladolid, Palencia y Burgos es el hilo conductor de la serie documental que está grabando estos días la productora independiente Sateco Documentalia, la misma que rodó en 2007 el documental sobre el Camino del Cid, para La 2 de TVE.
El conocido actor Manuel Galiana, al igual que en la ruta del destierro, hace las veces de presentador/narrador del recorrido por una de obras hidráulicas más importantes del país y que está sorprendiendo al equipo de rodaje por la belleza de la misma y la grandeza del paisaje que la acompaña a lo largo de todo el trazado.
«Recorrer el Canal de Castilla es una experiencia fantástica, es un sitio ideal para hacer senderismo o rutas en bicicleta o a caballo por caminos bellísimos», afirma Galiana en un descanso del rodaje que ayer les llevó a San Llorente de la Vega y Melgar de Fernamental. El actor, que no conocía el Canal, va conduciendo el viaje por esta infraestructura hidráulica y hablando con la gente que se cruza en el camino, «que nos dan información sobre algunos puntos», y también va aportando «ideas sobre todo lo que se puede hacer todavía con este Canal».
Sorprendido por la que califica de «obra maestra de ingeniería y con una arquitectura para admirar», Galiana destaca el perfecto estado de conservación de un Canal que, al igual que ha ocurrido con los monumentos romanos, como el Acueducto de Segovia, será contemplado por las generaciones venideras como un prodigio, «realmente te quedas asombrado cuando te acercas al Canal porque no te imaginas su grandeza».
Tras unos días de rodaje, Galiana se ha convertido el ‘mejor vendedor’ del Canal de Castilla, «una ruta maravillosa, con el agua y los caminos de sirga. Este canal y sus paisajes de paz son una cura de salud», afirma este actor acostumbrados a rodar en excelentes localizaciones y que ha encontrado en su viaje por el Canal de Castilla un remanso de paz y belleza natural entre dársenas y esclusas.

Tres horas de setenta

La serie documental, de aproximadamente tres horas de duración, constará de cuatro capítulos. «Vamos a grabar unas 70 horas, en un mes de rodaje, lo que conlleva un trabajo de postproducción y montaje bastante fuerte porque es el que configura el guión», declara el director de la serie, Francisco Rodríguez, quien espera que la serie se emita en el mes de octubre.
La estructura de la serie documental será muy similar a la del Camino del Cid por cuanto «no deja de ser una serie turística, medio ambiental, histórica, cultura y gastronómica, vamos a tratar que sean documentales con gran variedad de cosas y ágiles», señala Rodríguez, quien intuye que van a ser «unos documentales realmente magníficos» y se quedó sorprendido por «la belleza inmensa» del recorrido por la provincia de Burgos.
La mayor parte del equipo de rodaje está descubriendo estos días la belleza de esta ruta, una ruta que hace unos meses recorrió en bicicleta el burgalés Asís G. Ayerbe, ayudante de dirección y foto fija, para buscar las localizaciones y que al final de este viaje, como ocurriera con el Camino del Cid, plasmará en un libro de fotografías sobre el Canal de Castilla.
En octubre podrán ver el resultado del rodaje, pero el Canal está ahí para disfrutar cualquier día.

Fuente