Bandolera

Estúpida Historia de un mito Estúpido


El título es bastante claro. La historia es estúpida, porque el mito sobre el cual se basa, también lo es, literalmente. Pero sobre esto tan estúpido, Jordi Oriol ha construido un entretenimiento sin pretensiones que derrama humor inteligente de por todas bandas, pleno de buenos detalles, dobles sentidos, juegos de palabras –una especialidad de la casa que tiene su máxima expresión a La caída de Amlet–,parodias, momentos musicales inolvidables también con dobles lecturas, que hace pasar un rato espléndido. Leo es un habitante de la Mítica Tasca, en que sólo se ve fútbol, reflejo de la realidad. La voz del maestro Puyol resuena en la sala. Pero Leo es lo Messi, el escogido para salir de la tasca, ver la realidad con sus propios ojos y volver para explicarla. Topará con los equipos de dos clubes, la Esencia (ideas) y la Inocencia (sentidos). Los dos clubes disputan un partido, mantienen una rivalidad exacerbada, acarnissada, y el árbitro es un pescado que hará un mal fin en manos de los jugadores de la Inocencia. Las dos facciones quieren encontrar Messi, por motivos diferentes: una para acabar con él, para liquidarlo; la otra, para idolatrarlo.

El resultado de la mezcla del mundo del fútbol, de sus liturgias casi atàviques, con el Mito de la caverna de Platón y la patraña de La liebre y la tortuga es una comedia de una frescura inusitada, un juego complejo con un resultado admirablemente cohesionado, porque el texto, el lenguaje escénico y el musical van en la misma dirección.

En el apartado interpretativo, en que se mantiene un nivel alto, destacan muy especialmente Isak Férriz y el acordionista, Jordi Santanach. Para volver.

LUGARES DE GIRA

Ara estem d\’acord, estem d\’acord (El mite de la taverna)

Autor y director: Jordi Oriol.

Intérpretes: Jordi Oriol, Jofre Carabén, Isak Férriz, Carles Pedragosa y Jordi Santanach.

Texto Traducido

Fuente