Bandolera

Jairo quiere confesar que ha matado al capitán Ferrer


Bocanegra y Raúl llevan a cabo la subasta de los planos del submarino.

Julio, el hermano de Sofía, llega a Arazana.

Raúl no está dispuesto a que Sofía pague por un asesinato que ha cometido él y, a pesar de la prohibición de Bocanegra, declara a su favor.

Jairo quiere confesar que ha matado al capitán Ferrer pero los bandoleros le quitan esa idea de la cabeza. Dirán que han sido ellos los autores de su muerte.

Bocanegra y Raúl llevan a cabo la subasta de los planos del submarino. Quien más oro ofrece es el representante del gobierno alemán, que se queda con los planos, pero el francés no está dispuesto a dejarse ganar tan fácilmente.

Sara cuenta a Juan sus sospechas sobre los extranjeros llegados a Arazana. Está convencida de que han venido a comprar los planos del submarino.

Un nuevo personaje llega a Arazana, se trata de Julio, el hermano de Sofía que estaba en Brasil.

Raúl no está dispuesto a que Sofía pague por un asesinato que ha cometido él y, a pesar de la prohibición de Bocanegra, declara a su favor.