Bandolera

Javier Rey: “Sara mola mucho y seguramente haya una atracción por ella”


Entrevista a Javier Rey que interpreta a Raúl Delgado, un fotógrafo con oscuras intenciones que llega este jueves a Arazana.

¿Qué nos puedes contar de tu personaje en ‘Bandolera’, Raúl Delgado?

Es fotógrafo y llega a Arazana a montar un estudio de fotografía. De esta forma consigue relacionarse con casi la totalidad de la población del pueblo.

Pero su vida tiene otra cara, que no es la parte amable de fotógrafo que muestra a todo el mundo. Tiene una cara B que se irá viendo poco a poco.

Pero llega a Arazana con una misión… ¿Qué nos puedes contar?

No puedo contar mucho de ella, por eso es secreta (Risas), pero esa misión provocará ciertos conflictos con parte del pueblo. Eso va a hacer que se distancie de mucha gente, pero también va a hacer que se una a otra.

¿Y va a tener cierto acercamiento hacia Sara Reeves?

Podría ser, Sara mola mucho y seguramente haya una atracción por ella.

¿Qué es lo que más te gusta de Raúl Delgado?

Me gusta la dualidad del personaje; es un hombre que no falla, nunca comete errores; lo profesional que es…; me gusta el pasado que tiene, porque tuvo una infancia bastante dura y eso ha provocado que tenga el carácter que tiene, pero claro, la gente del pueblo no conoce su pasado ni lo que le sucedió en su infancia y no llegan a entender el por qué de sus acciones, pero yo que sí se lo que pasó, lo comprendo y entiendo lo que hace.

Has pasado de policía setentero en ‘La Chica De Ayer’, a hispano malvado en ‘Hispania’ a fotógrafo de finales del siglo XIX en ‘Bandolera’ ¿cómo has llevado el cambio?

Pues que no hago nada contemporáneo (Risas). Siempre llevo faldas, pelo largo, patillas… Son tres proyectos distintos, muy bonitos y he tenido mucha suerte con los personajes que me ha tocado hacer en cada uno de los tres.

Pero en ‘La Chica De Ayer’ en un policía despistado y, tanto en ‘Hispania’ como en ‘Bandolera’, tu personaje es más malvado… ¿te gusta hacer de malo?

Me gusta que el personaje que interpreto tenga calado, me da igual si es bueno o malo, si que es verdad que Cris en ‘La Chica De Ayer’ era un encanto de personaje, era un empanado despistado, vivía en su propio mundo y era bastante cómico de hacer y de ver. En ‘Hispania’, Alejo era un personaje muy muy muy duro, ambición pura. En ‘Bandolera’, Raúl Delgado es básicamente un ejecutor limpio y aséptico, no comete errores. Otro personaje más (Risas).

¿Te vamos a ver haciendo fotos con cámaras de la época? ¿Has dado algún curso de cómo usarlas?

Hice unas pruebas antes de rodar porque lo digital no existía y la dinámica cambia. Voy a estar mucho en el estudio haciendo fotografías y eso permitirá que me relacione con la gente del pueblo.

¿En tu vida personal te gusta hacer fotos?

Hago fotos, pero las hago para mí. Jamás las colgaría, porque se me echarían encima los profesionales (Risas).

¿Qué esperas de ‘Bandolera’?

Espero, como el tiempo que llevo grabando, seguir pasándomelo igual de bien. Puede resultar que esto se dice casi siempre, pero si que es verdad que el equipo es maravilloso. Conocía a mucha gente del equipo técnico y de los actores antes de entrar aquí, y la verdad es que es un placer, me estoy divirtiendo muchísimo. Y hasta que Raúl Delgado esté por Arazana, espero seguir divirtiéndome.

Volviendo a los tres diferentes personajes ¿Con qué vestuario te has sentido más cómodo? ¿Con el setentero, con el hispano o con este?

Depende de la situación, cuando hay calor con ninguno en exteriores. En ese caso en Hispania las faldas con el calor se agradecían. Ahora aquí voy muy de negro y muchas veces cuando estoy en exteriores con el calor no lo pasas muy bien. Es verdad que me gustaba muchísimo el vestuario setentero de ‘La Chica De Ayer’. Comprendo que esa moda cuajara mucho porque la verdad es que sentaba muy bien.

¿Cuándo te vamos a ver con unos vaqueros, una camiseta y unas zapatillas?
Eso espero ya, un vaquero. El día que me tenga que poner simplemente un vaquero voy a alucinar (Risas).

¿Habías visto ‘Bandolera’ antes? ¿Algún capítulo?

Había visto algún capítulo suelto, porque por horarios casi siempre estaba grabando y entonces no me daba tiempo a ver demasiado. Pero si es verdad, que cuando me comunicaron que entraba, me puse las pilas y empecé a ver la serie muy de seguido.

¿Qué es lo que más te ha llamado la atención?

Me llama la atención lo bien construido que está todo, la relación que tienen los personajes entre sí, cómo evolucionan también, porque si que es verdad que se va viendo que los personajes van evolucionando. Está muy bien, para el ritmo al que se está trabajando, la verdad es que se hace un trabajo muy guay.

¿Cómo es eso de pasar de una serie semanal al rodaje de una serie diaria?

La dinámica cambia bastante. En una serie semanal tienes más tiempo para preparar las cosas, en una diaria se rueda más rápido y más cantidad de secuencias. Entonces necesitas más cantidad de trabajo a la hora de afrontar el rodaje. Básicamente es la diferencia, luego cambian pequeñas cosas.

¿Te vamos a ver en secuencias de acción?

Si, mucho caballo, mucho galope, subir, bajar, alguna que otra peleíta,…

¿Te has tenido que preparar mucho o ya montabas a caballo?

En Hispania había montado a caballo, pero si que es verdad que antes de empezar, como tengo un caballo que es un Frison Holandés y mide dos metros de altura y es un caballo muy potente, he vuelto a dar clases antes de empezar para que no hubiese ningún tipo de problema y me ha venido fantástico.

Comenta y reacciona más abajo, ¡queremos saber qué te ha parecido!