Bandolera

La próxima semana en “Bandolera”: La ‘resurrección’ de Carranza


Flor se ve obligada a cometer un delito para ayudar a su amado Marcial. La vida del Chato pende de un hilo y los Montoro son los únicos que tienen la medicina para salvarlo. Como la maestra está deseando que el bandolero desaparezca de la vida de su novio, se cuela en la hacienda de don Germán para robar el fármaco.

Por otra parte, Julieta vuelve a encontrarse con Juan Caballero. La tabernera, que cada día está más enamorada del falso marqués, se muestra muy seductora. Él la rehúye y, en cuanto puede, suplica a Pepe que tome medidas al respecto: “De lo contrario no respondo de mis actos”.

Sara y Juan Caballero atienden al Chato mientras Marcial va en busca de la medicina que necesita. El médico llega a tiempo para salvarle la vida.

Recuperado su amigo, El Galeno se centra en empezar una nueva vida con su amada profesora. Además, el exbandolero limará asperezas con Pepe, el alcalde. Todos lo acogen con los brazos abiertos…

…Todos, menos Margarita. La novia de Álvaro es la única que cree reconocerle como uno de los bandoleros que la secuestró hace meses. Flor, una vez más, se ve obligada a sacar la cara por su novio.

La familia Pérez no gana para disgustos. Roberto sigue en la cárcel…

…  y Juanito recibe una notificación para incorporarse al servicio militar en Filipinas.

Por su parte, Sara Reeves se entera por Miguel de que su madre biológica falleció hace años. La inglesa, apenada, pierde la ilusión y abandona la idea de buscar a su familia. El guardia civil, sin embargo, le da ánimos para seguir con ello: “Busca a tu padre”.

Doña Elvira, mientras, mantiene una acalorada pelea con Abel, su marido, pues cree que el gobernador mantiene un idilio con Sara. En un mar de lágrimas, la mujer busca consuelo en Martina.

Los lugareños de Arazana reciben recelosos la llegada de dos mendigos al pueblo. Uno de ellos resulta ser Carranza, al que se había dado por muerto. El excabecilla de la banda tiene amnesia y recorre las calles de la localidad pidiendo limosna. Nadie, salvo Marcial, lo reconoce.

Roberto, al mismo tiempo, obtiene la libertad y se vuelca de lleno en su trabajo. El campesino necesita dinero para cultivar más terreno. Como no lo tiene, pide un préstamo en una casa de crédito.

Entre tanto, en la hacienda de los Montoro, el hijo de Germán se enfrenta a un duro momento. Margarita, cansada de su insolencia, rompe con él. A su vez, Eugenia está cada día más emocionada. Tanto que sueña con su boda con Antonio y se lo comenta a su cuñada.

A su vez, con la ayuda de Sara, Marcial decide llevar a Carranza a la cueva de los bandoleros. Pero cuando están en pleno traslado, Olmedo los descubre. Con una amplia sonrisa, el capitán de la Guardia Civil lo detiene.

Más fotos aquí

Fuente