Estirado, finolis, orgulloso… Alejandro de la Serna, el joven y apuesto Duque de Herrera, puede parecer uno de tantos nobles...