Bandolera

Un secreto desvelado. Una mujer del manicomio revela que Teresa es una impostora.


Avance semanal Bandolera, del 20 al 24 de Febrero 

ALEJANDRO, OPERADO A VIDA O MUERTE

Alejandro tiene que ser operado a vida o muerte por Marcial. Juan, desesperado, discute con el Chato y lo culpa de la desgracia de su hijo.

SOR BEATRIZ, PERSEGUIDA

La Guardia Civil recibe orden de detener a sor Beatriz para enviarla de nuevo al convento de Burgos, ya que es menor de edad y ha viajado sin consentimiento. Cuando Asunción se entera, pide a Olmedo comprensión, pero este se muestra muy inflexible.

Morales, desobedeciendo a su capitán, la esconde en la posada de Pepe.

Aunque sigue pensando en Lupe, Álvaro tiene una nueva cita con Emilia. Esta, enamorada del aristócrata, lo sorprende con un beso.

MARIO SE CONFIESA

Mario está muy angustiado. A pocos días de su boda con Inés, busca consuelo hablando con el padre Damián.

MARCIAL, SORPRENDIDO

Además, Mario habla con Marcial. “Solo te pido que cuides y ames a Adela”, suplica al galeno. Algo que sorprende al médico.

LA MARCHA DE ALEJANDRO

Por fortuna, Alejandro se recupera favorablemente. Los bandoleros lo convencen para que abandone la banda y vuelva a su palacio en Extremadura. El joven y su padre se despiden muy emocionados.

LEONOR DA UNA ORDEN

A su vez, doña Leonor está cansada de los artículos insidiosos de Adolfo y se plantea con Aníbal el quitárselo de encima.

MENDOZA OBEDECE A OLMEDO

Poco después, Olmedo ordena a Mendoza atacar al periodista.

ASUNCIÓN CAMBIA DE OPINIÓN

Inquieta por Beatriz, doña Asunción piensa en regresar al convento. Nadie en la posada entiende su postura.

LUPE, FUTURA JEFA

 

“Lupe, te harás cargo de la posada en mi ausencia”, informa Asunción a la interesada.

LA LLEGADA DE RAFALÍN

Entre tanto, Rafalín hace un hallazgo en el monte. Ofelia, hija única de un alto cargo de la Guardia Civil, se ha escapado del sanatorio mental de Ronda donde estuvo ingresada con Teresa.

TERESA, AL DESCUBIERTO

Horas después, por un descuido, Ofelia es arrestada por los agentes. De camino al cuartel reconoce a la impostora Teresa: “Esa chica es María”. Pero todos la toman por loca y Olmedo la mete en el calabozo hasta recibir instrucciones. Más tarde, Teresa, intranquila por su aparición, la visita para persuadirla de que no la traicione.

 

Fuente

 

Comenta y reacciona más abajo, ¡queremos saber qué te ha parecido!